Armenios

Armenios

La Iglesia armena pertenece al grupo de las tres Iglesias cristianas “antigua-orientales” que provienen de la tradición siria, armenia y alejandrina, así denominadas por la antigüedad de sus ritos que exprimen características peculiares étnicas y nacionales.

El pueblo armenio, el primero que aceptó el cristianismo como religión nacional, se encuentra presente en Jerusalén a partir del siglo V, cuando se establecieron las primeras comunidades, y consiguió todo un barrio desarrollado alrededor de la Catedral de S. Jaime, barrio que todavía hoy ocupa un sexto de toda la ciudad vieja.

Junto con los Latinos y los Griegos Ortodoxos, los Armenios Ortodoxos son la tercera comunidad sometida al Status Quo del Santo Sepulcro, santuario que llaman “Surp Harutyum” en armenio. La gran cantidad de pequeñas cruces incisas en la piedra (Khatchar) que acompañan al peregrino a la capilla armenia de Santa Elena, son la clara señal de veneración de un pueblo “adorador de la cruz”.
No es inusual ir al Sepulcro y ver jóvenes seminaristas armenios vestidos con sus tónicas azules, realizando celebraciones y liturgias cantadas en armenio.

La presencia Armenia en la basílica además, se reconoce por la cruz caracterizada por no tener la imagen de Cristo, en la que de los cuatro brazos se ramifican motivos floreales, que significa el origen de la vida y la salvación en el crucifijo.

Otras comunidades

Armenios